Ronda General Mitre 90 bis, Barcelona

Hay muchas palabrejas en Psicología (como en todas la profesiones) que usamos los psicólogos infantiles que nos ayudan a resumir procesos mentales complejos y profundos, y a referirnos a ellos con más rapidez.

Una de ellas es la REGULACIÓN EMOCIONAL (RE) que es el proceso a través del cual los individuos modulan sus emociones y modifican su comportamiento para alcanzar metas, adaptarse al contexto o promover el bienestar tanto individual como social (Eisen- berg & Spinrad, 2004; Gross, 1998; Robinson, 2014; Thompson, 1994).

En otras palabras, regular las emociones es tener la capacidad para que las emociones intensas no se traduzcan en pérdida de control, agresividad, reclusión, depresión o ansiedad entre otros.

La mayoría de pacientes adultos tienen dificultades para la regulación emocional y no os sorprenderá cuando os diga que todos comparten carencias afectivas o fallas importantes en la relación con sus padres o figuras de referencia.

¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros peques a regular sus emociones?

✅ Acoge la emoción que presente (enfado, pena, frustración, miedo, alegría) y reconócela poniendo nombre. “Veo que estás muy contenta…” “Creo que ésto te está asustando un poco…”.

✅ Ofrece tu ayuda. “¿Quiéres un abrazo? Ven…”, ¿Puedo ayudarte a solucionar ésto que te está costando un poco…”.

❌Evita enfadarte cuando muestre dificultades para regularse con frases como “¿otra vez llorando por lo mismo?, “No es para tanto…”, “Ay, no te enfades por eso…”

❌ No esperes que el momento rabieta, enfado o frustración pase rápido. Solo espera a que pase, ayuda a que pase y asume que hay un momento en el que se pasa. No intentes controlar el tiempo porque no podemos. Atraviésalo con la mejor versión que tengas.

Así que, si ACEPTAS la emoción, OFRECES TU AYUDA para calmarse o solucionar su angustia, NO TE ENFADAS por no poderse regular y TIENES PACIENCIA hasta que se pasa, es lo mejor que puedes hacer para ayudar a prevenir trastornos mentales en la edad adulta de tus hijos.

Dejar un comentario