Ronda General Mitre 90 bis, Barcelona
pipi_en_la_cama

Una de las consulta clásicas en PSICOLOGÍA INFANTIL: Enuresis nocturna o el famoso pipi en la cama.

La mayoría se solucionan con un sistema de puntos y mucha motivación, con la disminución de líquidos a partir de las 19h de la tarde y con mucho cariño y apoyo.

Según el DSM-5 (El manual diagnóstico de Psicopatología) podemos hablar de enuresis cuando el niño cumple los siguientes criterios diagnósticos:

  • Emisión reiterada de orina en la cama o en la ropa (involuntaria o intencional)
  • La conducta es clínicamente significativa cuando se presenta dos veces a la semana durante por lo menos tres meses consecutivos o por la manifestación de un malestar clínicamente significativo o por el deterioro en el área social, académico (ocupacional) y otras áreas de funcionamiento relevantes.
  • La edad cronológica es de por lo menos 5 años ( o un nivel de desarrollo equivalente)

La conducta no puede asociarse a un efecto fisiológico directo de una sustancia (por ejemplo, un diurético) o a una afección médica (por ejemplo, anomalía vesical o anatómica). Cuando hablamos de enuresis nos referimos a un aspecto funcional y no orgánico.

La prevalencia de la enuresis se encuentra entre el 15 y 20% en niños de 5 años, resolviéndose de forma espontánea un 15% por año, y presentándose en un 1-3% en la adolescencia y edad adulta.
Lo que significa que habrás niños y niñas que seguirán haciéndose pipí en la cama a una edad en la que ya no debería pasar por desarrollo pero pasa. Y cómo padres hay que estar a la altura: EMPATÍA (os aseguro que sufren, y NO lo hacen queriendo), APOYO (que sepan que nos tienen ahí y que vamos a darles nuestra ayuda y comprensión casa vez que suceda) y POSITIVISMO (se supera, mejora y se controla, hay que estar motivado).

Ningún niño o niña quiere ir de campamenots o convivencias escolares teniendo que dormir con pañal y tener que esconderse para ponérselo y quitárselo. Se pasa mal, muy mal. Ayuda y comprensión SIEMPRE. Y si hace falta, aquí estamos los psicólogos infantiles para ayudar, dando pautas a la familia o tratando la enuresis.

Dejar un comentario